¿Cómo vestir a un bebé en invierno?

Siendo mujeres tenemos muchas preocupaciones cuando se trata de nuestra familia y sobre todo de nuestros hijos. No es suficiente que nos tenemos que ocupar del hogar, del marido y mantenernos guapas y jóvenes el máximo tiempo posible, sino ahora en invierno, sobre todo, nos preocupa la vestimenta adecuada de nuestros niños o bebés.

Si eres madre primeriza, te encuentras que no tienes ni idea de cuáles son las mejores prendas para nuestros pequeños, para poder salir con ellos a la calle con las temperaturas invernales. Te preguntas que cantidad de ropa tienes que ponerle, cuantas capas, que tipo de material para no irritar su piel sensible, como de ajustada o ancha tiene que ser la prenda y muchas más dudas que te pueden venir a la cabeza.

Te voy a dar unos consejos que yo aprendí con el tiempo y que te van a encaminar en este asunto:

Deben llevar una prenda más de ropa de la que tú llevarías

En invierno hay muchos cambios de temperatura y por tanto cuesta más elegir la cantidad de ropa que ponerles. No hay que abrigarles demasiado, pero tampoco podemos dejarles que pasen frio. Los bebés hasta los tres meses son muy sensibles a los cambios de temperatura, esto no quiere decir que después no lo serán, les cuesta regular su temperatura corporal y pierden calor fácilmente. Apenas tienen grasa y además se mueven muy poco. Por eso, como norma general, hay que abrigarles muy bien, ponerle más capas de ropa de lo que tú llevarías.

Hay que pensar bien las actividades que vas a realizar y cuánto tiempo duraran, si vas a estar al aire libre o lugares cerrados. En ambos casos deberías ponerle una prenda que se pueda quitar o poner fácilmente. El gorro es imprescindible para un bebé, y si hace viento también es bueno ponerle la capucha del abrigo o si no el protector de lluvia del carrito.

¿Qué tipo de ropa y que materiales son convenientes en invierno?

Un body es muy práctico, la tripita y la espalda no quedan al descubierto. Debe ser de algodón ya que está en contacto con su piel, y el algodón deja respirar la piel, absorbe el sudor y no provoca alergias.

El resto de la ropa tiene que ser amplia y provista de aberturas para que tu bebé se sienta cómodo. Los mejores tejidos son el algodón, la lana, el polar o el terciopelo. No olvides que la ropa de lana no debería estar en contacto directo con su piel, solo encima de alguna prenda de algodón.

Así que ya sabes más o menos donde empezar, no olvides, lo importante es ponerle un body de algodón, y añadir como mínimo dos capas más de ropa, por ejemplo: un jersey de lana o una camiseta polar, un pantalón de terciopelo, un abrigo impermeable con capucha, guantes y unos zapatitos con borrego por dentro.

Me gustaría saber tu opinion

      Deja tu comentario

      Busca